Archive for 25 enero 2010|Monthly archive page

El Coloso de Rodas

El Coloso de Rodas

El Coloso de Rodas

Investigacion realizada por: Andrea Zalamea, Natalie Avalos, Lili Cruz

  • El Coloso de Rodas era una gigantesca estatua del dios griego Helios, erigida en la isla de Rodas, Grecia en el siglo III a. C.  .Es considerada una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo.
  • Todo lo que se conoce sobre esta estatua se debe a las noticias que nos han dejado los escritores antiguos Polibio Estrabón y Plinio, y a las crónicas bizantinas de Constantino VII Porfirogéneta, Miguel el Sirio y Filón.

Historia

En el año 305 a.C, Rodas, se había alineado con Ptolomeo I, fue invadida por un poderoso ejército dirigido por Demetrio Poliorcetes, hijo de Antígono I Monophtalmos. Para apoderarse de la ciudad, Demetrio  inicio  la construcción de varias torres de asedio con el fin de asaltar las murallas. La primera de estas torres estaba transportado en seis barcos, pero naufragaron en una tormenta antes de que pudiere swe utilizado. Demetrio volvió a intentarlo con otra torre aún mayor, con base en tierra y denominada Helepolis, pero los defensores rodios repelieron el ataque inundando el terreno ante los muros para que la torre no pudiera desplazarse. En el año 304 adC, una flota enviada por Ptolomeo I, aliado de Rodas, hizo huir precipitadamente a Demetrio, quien abandonó la mayor parte de su armamento de asedio.

En el año 304 adC, una flota enviada por Ptolomeo I, aliado de Rodas, hizo huir precipitadamente a Demetrio, quien abandonó la mayor parte de su armamento de asedio.

Para celebrar su victoria, los rodios decidieron erigir una estatua gigantesca al dios Helios, protector de la ciudad. Su construcción fue encargada a Cares, nativo de la isla, que ya antes había realizado estatuas de gran tamaño. Su maestro, el célebre Lisipo, había esculpido una estatua de Zeus de 12 metros de altura.

Semejanzas entre el Coloso de Rodas del mundo antiguo y la contemporanea estatua de la libertad de New York

  • Las semejanzas existentes entre la Estatua de la Libertad y el Coloso de Rodas van más allá de relaciones estéticas.
  • El propio motivo de su levantamiento, que en ambos casos se corresponde con la conmemoración de la victoria sobre un ejército invasor.
  • El emplazamiento de ambas se sitúa en sendas islas a la entrada de un puerto.
  • Y, por último, se trata de dos estatuas de dimensiones colosales realizadas con planchas de bronce, apoyadas en elevados pedestales.

Mausoleo de Halicarnaso

Mausoleo de Halicarnaso

Musoleo de Halicarnaso

Investigado por: Andrea Bucheli y Nadia Moreno

1.ANTECEDENTES HISTÓRICOS

El Mausoleo de Halicarnaso era una tumba monumental de mármol blanco, y es considerada una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. Fue construida en honor a Mausolo (cuyo nombre en griego es Μαύσωλος – Maúsōlos), en ese entonces, Rey de Caria.

Para los historiadores, la vida del Rey Mausolo, no fue destacable, a excepción de la construcción de su tumba. El proyecto fue concebido por Artemisa II de Caria, su esposa y hermana. La construcción empezó durante el reinado de Mausolo y finalizó alrededor del año 350 a.C., tres años después de la muerte de Mausolo y un año después del fallecimiento de Artemisa.

Mausolo fue el gobernante más destacado de la Satrapía de Caria. En aquella época era habitual que el fundador de una ciudad recibiera los máximos honores, por lo tanto debía construirse una tumba en la plaza central para él. Después de la muerte de Mausolo, en el año 353 a.C., fue Artemisa, su esposa, quien le sucedió en el gobierno y en memoria de su difunto esposo convocó a los mejores artistas griegos para que construyeran la tumba del fallecido Rey.

La reina se encontraba cada día más frágil y desanimada por su sufrimiento, razón por la que animaba a los artesanos que realizaban la obra, para conseguir su pronta finalización. Dos años después, la reina murió y su pueblo decidió honrarla depositando su cuerpo junto al de aquel hombre al que tanto había amado.

2. CONSTRUCCIÓN Y CARACTERÍSTICAS

La construcción de esta monumental tumba fue encargada a los arquitectos Sátiros y Piteos. Consistía en una estructura rectangular de 30m por 40m. Sobre ella se encontraban 117 columnas jónicas en dos hileras que sostenían el techo en forma de pirámide escalonada, y sobre este último la estatua de una cuadriga con las efigies del rey y la reina, alcanzando en conjunto unos 50m de altura.

Para completar esta maravilla, los mejores escultores griegos de la época tallaron figuras y relieves en su estructura. El número total de estatuas ascendió a 444, aproximadamente. Culminaba con una gran estatua de un carro y cuatro caballos.

Una vez reunidos todos los maestros en la capital de Caria, se plantearon la división de funciones. Los arquitectos serían Sátiro y Piteo, sin duda con la colaboración de Escopas. La escultura se dividiría de la siguiente forma, según relata Plinio: “La parte que da a oriente la esculpió Escopas, la de septentrión Briaxis, Timoteo, la del mediodía, y la de poniente, Leócares… También tuvo acceso un quinto artista; pues por encima de la columnata se eleva una pirámide de la misma altura que la parte del edificio que está por debajo de ella, y que va estrechándose hasta el vértice en 24 escalones. En su parte más elevada hay una cuadriga de mármol obra de Pitis”.

Dado el lastimoso estado en que ha sido descubierto el Mausoleo, sigue siendo un verdadero problema reconstruir su aspecto, aun con todos los datos arqueológicos y los que proporcionan las fuentes escritas. Estas últimas parecen bastante concretas, sobre todo en cuanto se refiere a las medidas: “De sur a norte se extiende a lo largo de 63 pies (un pie mide unos 30 cm), más estrecho por el frente; su perímetro es de 440 pies. Tiene 25 codos de altura (el codo mide un pie y medio) y está ceñido por 36 columnas… Si se incluye la cuadriga, la altura total del edificio es de ciento cuarenta pies”.

No cabe duda de que el Mausoleo de Halicarnaso fue una obra esencial en la resurrección del orden jónico, que entonces recién comenzaba. Coincide con el inicio de la reconstrucción del inmenso templo dedicado a Artemisa en Efeso, quemado en el 356 a. C.

Por lo que a la decoración escultórica se refiere, era muy profusa: aparte de la cuadriga que coronaba el conjunto, había otras figuras exentas (leones,  grupos con tema cinegético y de sacrificio, varios retratos de cuerpo entero, de los que se conocen bien sólo dos: Mausolo y Artemisa), y, finalmente, en torno al cuerpo del edificio se desarrollaban tres frisos: uno de Centauromaquia, otro de carrera de carros y el tercero, una Amazonomaquia.

Sin embargo lo que más asombra es la relativa homogeneidad del conjunto, prueba del intento unificador que se daba en las grandes obras colectivas. En esas ocasiones, solía tomar el mando del conjunto uno de los artistas, se imponían normativas rígidas (por ejemplo, la sistemática organización del friso de la Amazonomaquia a base de diagonales y de posturas geométricas relativamente simples), y tendían a limarse las peculiaridades personales.

El Mausoleo fue, para todos los que en él trabajaron, un verdadero trampolín hacia la fama. Sátiro y Piteo escribieron un libro sobre el monumento y, como dice Plinio, “la reina (Artemisa) murió antes de que estuviera acabado, pero, a pesar de ello, la obra no se paró hasta que estuvo concluida, pues ya los propios artistas se dieron cuenta de que éste era un monumento a su propio arte y gloria”.

3. ¿POR QUÉ SE LO CONSIDERA PARTE DE LAS 7 MARAVILLAS DEL MUNDO ANTIGUO?

Es considerado parte de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo por su majestuosa arquitectura. La construcción de esta monumental tumba, de los arquitectos Sátiros y Piteos, fui realizada en base a la inspiración de la arquitectura tradicional anatolia y griega. Aunque el Mausoleo fue construido con ladrillos, éstos fueron recubiertos con mármol blanco de las islas de Proconesia (Mar de Mármara), con unos acabados espléndidos, la magnificencia de la obra hizo que Antípatro de Sidón la incluyera en su catálogo de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo y que se llamara de ahí en adelante Mausoleo a las tumbas monumentales.

4. SIGNIFICADO DEL LUGAR

El Mausoleo está ubicado en Halicarnaso, en la Caria (actualmente Bodrum, Turquía), un estado del Asia Menor. Se trata de una ciudad importante y esplendorosa pues el buen sátrapa Mausolo la había llevado a su cenit.

Cuando el Rey falleció, todos los ciudadanos se cuestionaban qué sepulcro sería suficiente para un personaje así, por ello, su viuda Artemisa tomó la decisión de no reparar en gastos; y de pronto, la ciudad entera se disponía a demostrar su reconocimiento haciéndole la sepultura más especial de la historia. Inicialmente, el monumento fue considerado una tumba suntuosa.

5. LA DESTRUCCIÓN DEL MAUSOLEO

Apenas dieciséis años más tarde de su construcción, en el año 334 a. de C., Alejandro Magno destruyó la ciudad. Durante varios siglos, el Mausoleo soportó las adversidades climáticas, a pesar de la invasión de este hombre, de los bárbaros y  de los árabes. Sin embargo, un terremoto en el año 1404, destruyó casi en su totalidad el monumento, y tras varios saqueos, los Caballeros de San Juan terminaron de arrasarlo, utilizando los restos, para la construcción del Castillo de San Pedro de Halicarnaso. Desde entonces, el Mausoleo de Halicarnaso desapareció físicamente.

La estatua superior es lo único que se salvó y perdura hasta el día de hoy en el Museo Británico de Londres.

BIBLIOGRAFÍA

El Templo de Artemisa

El Templo de Artemisa

Investigación realizada  por: Francisco Arellano y Esteban Castro

En la mitología griega, Artemisa es la hija de Zeus y Leto y la hermana melliza de Apolo. Se la representa como una diosa virgen de la caza que lleva un arco y flechas. Mas tarde pasó a estar asociada con la luna, como su hermano Apolo lo estaba con el sol. También era diosa de los animales y las tierras salvajes. En algunos lugares, era adorada como diosa de la fertilidad y los partos, puesto que, según algunos mitos, ayudó a su madre en el parto de su gemelo. Artemisa fue adorada en casi toda Grecia, sin embargo sus lugares de los cultos más famosos fueron Braurón, Muniquia  y Esparta. Según la leyenda, Artemisa impidió que los griegos zarparan de Troya durante la guerra de Troya mientras no le ofrecieran el sacrificio de una doncella. Justo antes de que se ejecutara el sacrificio, ella fue en rescate de la víctima, Ifigenia. Tal como Apolo, Artemisa iba armada con arco y flechas, armas con que a menudo castigaba a los mortales.

En honor a ella, se construyó El Templo de Artemisa. Un lugar sagrado que se encontraba en la antigua ciudad de Éfeso, a unos 50 km al sur de la moderna ciudad portuaria de EsmirnaIzmir, Turquía, en el valle, a los pies de Ayasoluk. El lugar en el que se fundó el santuario de Artemisa había sido ya objeto de veneración por las poblaciones locales que practicaban allí el culto a la diosa madre o a Cibeles, culto al que después se asimiló el de Artemisa. La construcción del edificio requirió muchísimo tiempo. Los trabajos prosiguieron durante 120 años; fueron varios los arquitectos que los dirigieron. La primera construcción del templo tuvo lugar en el siglo VIII a. C., y fue destruido por los cimerios. Para construir el templo se eligió un terreno rocoso como precaución frente a terremotos. A lo largo de los dos siglos siguientes la mayoría de los efesios practicaron el cristianismo y el antiguo templo perdió su interés religioso. Los cristianos derribaron los restos del edificio y reutilizaron los materiales para otras construcciones. El lugar del templo fue redescubierto en 1869 por una expedición del Museo Británico. Aún pueden verse varias esculturas y artefactos, aunque, del templo, sólo queda en pie una columna.

Cuando observamos las características artísticas y arquitectónicas nos damos cuenta de los detalles sorprendentes. Constaba de 127 columnas, cada una de 60 pies de alto, igual a 12 veces el diámetro de la base. Tenía tres filas de columnas en la fachada occidental divididas en tres hileras de ocho columnas. La cella era alargada y estrecha, como en los templos arcaicos, y al fondo había un balda quinó, en el que se hallaba la estatua de culto, sobre los restos del altar del siglo VII a. C. El templo albergaba varias obras de arte: esculturas del renombrado Policleto, Fidias, Cresilas y Fradmon, pinturas y columnas forradas de oro y plata. Esas esculturas se referían a las amazonas que, según la leyenda, se habían encontrado en esa región.

El Templo de Artemisa se encontraba en una próspera región, por donde cruzaban viajeros y mercaderes de toda el Asia Menor. Fue influenciado por varias creencias, y era un símbolo de fe para mucha gente. Los efesios adoraban a Cibeles, e incorporaron gran parte de sus creencias al culto de Artemisa. De grandes dimensiones y hermosa arquitectura, es considerada una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo.

BIBLIOGRAFÍA

–          http://terraeantiqvae.blogia.com/2008/031001-templo-de-artemisa-en-efeso.php

http://sietemaravillas.tripod.com/pages/tres.htm

El Templo de Artemisa

El Templo de Zeus Olímpico

El Templo de Zeus Olímpico

Investigacion realizada por:Martin Melo

Está ubicado en Atenas, también es llamado el Olimpeón, Su construcción comenzó en el siglo VI a.C pero no fue terminado hasta 7 siglos más tarde, en el reinado del Emperador Adriano, en el siglo II d.C. Él lo consagró como El Templo de Zeus Olímpico en el año 129 de nuestra Era.

En la antigüedad este imponente templo estaba conformado por 104 columnas corintias de 17 metros, construidas con mármol y su base de forma rectangular. De todas las columnas que existían en el pasado, actualmente solo quedan 15 en pie. Algunas están caídas en los alrededores del monumento y otras fueron reutilizadas como material de construcción en la Edad Media,

Gracias a los pequeños rezagos de esta gran construcción griega se puede imaginar qué clase monumento fue en su época.

Aquí se encuentra una estatua de Zeus y a su costado la estatua de Adriano, la que fue esculpida por Fidias bajo pedido del emperador.

El Olimpeon está ubicado al sureste de la acrópolis de Atenas a unos 700 m del centro de Atenas.

Esta obra se demoró mucho tiempo en construir, ya que los emperadores que lideraron el avance de la obra, no tuvieron la posibilidad ni el tiempo para  terminarla. Esto comenzó bajo el poder del tirano Pisistrato en 515 a.C, pero se suspendió su realización cuando su hijo Hipias fue derrocado en el 510 a.C, Durante mucho tiempo se dejó inconcluso el templo durante la época de la democracia griega, porque se pensaba que quien construía el monumento iba a ser castigado por los dioses (Hybris). Este trabajo fue reanudado en el siglo III a.C durante la dominación macedónica, bajo el control del rey helenístico Antíoco IV, quien adelantó parte de la obra, pero falleció en el año 164 a.C. Para el año 86 a.C varias ciudades de Grecia cayeron en poder del Imperio Romano. Esto provocó que el general Sila se lleve 2 columnas del templo inacabado a Roma para adornar el templo de Júpiter Capitolino. Luego tomó el mando Adriano quien finalmente llevo a la construcción de 7 siglos a su final.

Adriano dedico el templo a Zeus*; levanto una gigantesca estatua del rey de los dioses de oro y marfil, que poseía 12 metros de altura, conjuntamente con la del emperador a su costado, cabe recalcar que todo el interior está totalmente destruido y no existen rezagos. No se sabe exactamente cuándo fue destruido, pero se presume que pudo haber caído en algún terremoto ocurrido en la Edad Media.

*Zeus: Dios de la mitología griega. Hijo de Cronos y Rea. Deidad suprema del Olimpo, padre de los dioses y de los hombres. Los romanos le identificaron como Júpiter.

Datos generales del Templo de Zeus Olímpico (Atenas)

El templo fue construido en mármol del monte Pentélico*, aunque no todo está hecho de este material, sino que también contiene piedra caliza cubierto de estuco que fue utilizada para gran parte de la obra. El templo tenía una longitud de 96 metros desde sus lados y 40 metros a lo largo de sus caras orientales y occidentales; 104 columnas de 17 metros de altura, de los cuales 48 estaban en filas triples y 56 en filas dobles. Las columnas poseen capiteles corintios muy bien detallados. Constituyéndose en una novedad ya que la aparición de esta nueva forma de decoración nace con la construcción del templo de Zeus.

Bibliografía

–       www.escapadaseuropa.com/

–       www.guiarte.com

*Pentélico: Monte de Ática, Situado entre Atenas y Maratón (Ciudades griegas), famoso por sus mármoles blancos.

Los Jardines Colgantes de Babilonia

Los Jardines Colgantes de Babilonia

Investigacion realizada por:Ana Belen Saltos, Dominique Villacis,Gabriela Silva

Según cuenta la leyenda el rey Nabucodonosor II hacia el año 600 quiso hacer a su esposa Amytis un regalo que demostrara su amor por ella y le recordara el paisaje del lugar en el que nació.

Según otra leyenda, en cambio, los jardines habrían sido construidos en el siglo XI a. C. Por entonces reinaba en Babilonia Shammuramat. Fue una reina valiente, que conquistó la India y Egipto. Pero no resistió que su hijo conspirara para derrotarla, y terminó suicidándose.

Cualquiera sea la verdad, Los jardines existieron y estaban situados junto al palacio del Rey, precisamente al lado del río, para que los viajeros los pudieran contemplar ya que el acceso estaba prohibido al pueblo. Desde la más alta de las terrazas se situaba un depósito de agua desde el cual corrían varios arroyos que irrigaban los jardines.

Los Jardines Colgantes de Babilonia probablemente no “colgaban” realmente en el sentido de estar suspendidos en el aire por cuerdas o cables. El nombre proviene de una traducción incorrecta de la palabra griega kremastos o del término en latín pensilis, que significa “sobresalir”, como en el caso de una terraza o de un balcón.

El geógrafo griego Estrabón, quien describió los jardines en el siglo I a. C., escribió:

“Éste consta de terrazas abovedadas alzadas unas sobre otras, que descansan sobre pilares cúbicos. Éstas son ahuecadas y rellenas con tierra para permitir la plantación de árboles de gran tamaño. Los pilares, las bóvedas, y las terrazas están construidas con ladrillo cocido y asfalto.”

Los jardines se construyeron llevando a la ciudad grandes rocas, que a diferencia de los ladrillos utilizados en la construcción en esa época, eran más resistentes a la humedad y erosión.

Se acomodaron formando terrazas escalonadas, donde se colocó la tierra necesaria y se empezó a plantar árboles, arbustos, plantas con flores, etc. Además, se diseñó y construyó maquinaria de riego: una noria, que servía de transporte para el agua desde las zonas de pozos hasta las de riego. El clemente clima mesopotámico, sumado a la eficacia de los instrumentos babilónicos, ayudó a que en poco tiempo los jardines estuvieran repletos de plantas. Cuenta la leyenda que las copas de los árboles se podían divisar desde fuera de las inexpugnables murallas que protegían a la ciudad. En el año 539 a.C, los persas lograron conquistar Babilonia y sobrevino la decadencia de la esplendorosa ciudad. La población disminuyó alrededor del siglo IV a. C. Cuando Alejandro Magno visitó la ciudad ya había partes en ruinas. Finalmente fue destruida con la conquista de Evemero, quien la prendió fuego en el año 125 a.C.

Investigaciones Arqueológicas:

Excavaciones actuales en la antigua cuidad de Babilonia y actual territorio de Iraq, descubrieron el asentamiento del palacio. Otros descubrimientos incluyen la construcción abovedada con paredes gruesas y una irrigación cerca del palacio meridional.

Un grupo de arqueólogos examinó el área meridional del palacio y rehicieron la construcción abovedada del palacio como Los Jardines Colgantes, pero esto no concuerda con la definición del historiador griego Estabón que había indicado que los jardines estaban situados en el río Éufrates, mientras que la construcción abovedada está alejada varios cientos de metros. Los historiadores reconstruyeron el palacio y localizaron los Jardines en el área que se extendía desde el río al palacio.

Las paredes de 25 metros de espesor, recientemente descubiertas en la orilla del río,  podrían estar escalonadas en forma de terrazas, tal como las describen las referencias griegas. Sin embargo, hay pocas pruebas para cualquiera de estas teorías, pues no se menciona nada en los numerosos documentos babilónicos de la época.

Bibliografía:

http://es.wikipedia.org/wiki/Nabucodonosor_II

http://html.rincondelvago.com/babilonia.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Babilonia_%28ciudad%29

http://es.wikipedia.org/wiki/Jardines_Colgantes_de_Babilonia

http://www.jardinyplantas.com/jardin/jardines-colgantes-de-babilonia.html

http://www.jardinyplantas.com/jardin/jardines-colgantes-de-babilonia.html

http://www.arqhys.com/jardines-colgantes-babilonia.html

Los Jardines Colgantes de Babilonia

Las Pirámides Egipcias de Giza

Gran Pirámide de Giza

Investigación realizada por: Angie Ayala, Fernanda Escobar y Reinoso Denisse

La Gran Pirámide de Giza es la más antigua y la única que aún perdura de las Siete maravillas del mundo. Fue echa por el faraón de la cuarta dinastía del Antiguo Egipto, Jufu (también conocido por su nombre griego Keops).

La pirámide fue terminada alrededor del año 2570 a. C., siendo la primera y mayor de las tres grandes pirámides de la Necrópolis de Giza. Está  situada en las afueras de El Cairo, Egipto. Fue el edificio más alto hasta el siglo XIV  y el edificio de piedra más alto del mundo hasta bien entrado el siglo XIX, y luego superado por la aguja de San Nikolai, en Hamburgo.

Fue construida con unos 2.300.000 bloques de piedra (granito), cuyo peso medio es de dos toneladas y media por bloque, aunque algunos de ellos llegan a pesar hasta las sesenta toneladas. Originalmente estaba recubierta por unos 27.000 bloques pulidos de piedra caliza blanca, de varias toneladas cada uno.

El interior de la pirámide

La pirámide se compone de tres cámaras principales, dos situadas en la parte interior, actualmente denominadas Cámara del Rey y Cámara de la Reina, y una en el subsuelo, la Cámara subterránea.

A las cámaras se accedía desde el lado norte, por un pasaje descendente obstruido al final por grandes bloques de granito, que comunicaba con dos pasadizos: uno ascendente que desemboca en la Gran Galería, y otro descendente que llega hasta la Cámara subterránea.

La Gran Galería

La Gran Galería es un gran pasaje ascendente de unos 47 metros de longitud y ocho metros de altura. Las paredes de la Gran Galería son planas hasta una altura de dos metros y, a partir de ahí, escalonadas, conformando una falsa bóveda por aproximacion de las hiladas.

La Cámara del Rey

La Cámara del Rey está conformada por losas de granito y es de planta rectangular, paredes y techo lisos, sin decoración y únicamente contiene un sarcófago vacío de granito.

La Cámara de la Reina

La Cámara de la Reina, denominada así por los árabes, aunque según Mark Lehner y la egiptología tradicional,no se destinó a la esposa del rey sino a una estatua.

La Cámara Subterránea

La Cámara Subterránea, excavada en el subsuelo es de planta rectangular, con suelo irregular, paredes y techo planos; contiene dos habitaciones, a modo de sarcófagos, un pozo y una pequeña galería.

Las ocho caras de la Gran Pirámide

Flinders Petrie observó que la sección horizontal de la Gran Pirámide de Giza tiene forma octogonal, de estrella de cuatro puntas; pues cada una de las caras está compuesta por dos planos, con ligera pendiente hacia el centro. Esta característica y su orientación hacia el Norte geográfico, genera en las caras norte y sur un fenómeno de proyección de sombras durante los equinoccios. Esto es el denominado efecto relámpago.

Teorías sobre su construcción

La Gran Pirámide de Giza se erige en el período de mayor apogeo del poder faraónico, durante el Imperio Antiguo, y muestra la gran capacidad organizativa y el conocimiento adquirido por los artesanos y técnicos egipcios para erigir tales monumentos, aunque con medios aparentemente simples. Es el mejor exponente de todas las pirámides realizadas en Egipto.

Existen diversas teorías que tratan de explicar cómo se construyeron las pirámides, pero no se sabe con certeza cómo se erigieron, al no haber perdurado ningún documento de la época que lo describa.

El texto más antiguo que indica el modo de construirla proviene del historiador Herodoto, reflejando lo que le relataron los sacerdotes egipcios.

Herodoto, quien contempló la pirámide hacia el año 450 a. C., comentó que su tiempo de construcción fue de veinte años, y que subían las piedras labradas de grada en grada, mediante artefactos conformados de maderos cortos.

La Gran Pirámide en la cultura popular moderna

La construcción de la Gran Pirámide de Giza y las supuestas relaciones métricas que presenta, han sido objeto en los últimos tiempos de numerosas hipótesis, generalmente sin excesivo rigor científico.